Nuestro sueño es que todos los niños mexicanos enfermos del corazón tengan acceso a una atención de excelencia.

Kardias es una organización dedicada a:

El desarrollo de programas de excelencia para la atención de niños con enfermedades cardiacas

La formación de equipos de médicos especializados.

La educación sobre la relevancia de las cardiopatías congénitas.

Las 6 preguntas que debes hacer al centro u hospital que va a operar a tu hijo

1.- ¿Cuál es el volumen de cirugías que realiza al año el eqiupo de médicos del programa?

Entre más veces un cirujano realiza un procedimiento particular, más oportunidades tiene para desarrollar esas habilidades. El volumen de casos le da la experiencia al equipo de médicos para que ellos desarrollen la excelencia en la especialidad.

2.- ¿Tiene Terapia Intensiva dedicada al programa?

Es tan importante la cirugía como el cuidado post operatorio. La Unidad de Cuidados Intensivos de Cardiocirugía Pediátrica garantiza que tu hijo será supervisado de cerca por expertos capacitados para atender las necesidades únicas de los bebés y niños que salen de una cirugía de corazón. Estos espacios están especialmente equipados con dispositivos y monitores pediátricos que aseguran que la ayuda inmediata esté siempre disponible.

3.- ¿Tienen un equipo de médicos dedicados exclusivamente al programa?

La atención del niño con cardiopatías congénitas es un esfuerzo de equipo. El hospital o programa debe de contar con cardiólogos, cirujanos, anestesiólogos, intensivistas, enfermeras, perfusionistas (personas que operan la máquina cardiopulmonar durante la cirugía) y psicólogos especialmente capacitados y certificados. Todos los médicos del programa trabajan en equipo desde el momento en que son referidos al programa y se realiza el diagnóstico, hasta que son tratados y dados de alta para ser seguidos en la consulta externa.

Los pacientes en edad pediátrica operados del corazón tienen necesidades muy especiales y requieren un equipo que tenga capacitación especial en procedimientos y tratamiento cardíacos.

Los Cardiocirujanos Pediatras tienen un entrenamiento especializado en niños. La cirugía cardiaca pediátrica, de alta complejidad, tiene retos particulares no solo por el tamaño del corazón de los niños, sino por las características de las enfermedades que los afectan. Los mejores resultados se obtienen cuando los cirujanos cardiovasculares se dedican exclusivamente a la cirugía cardiaca de niños, con un volumen alto de pacientes.

Los Cardiólogos Pediatras son el primer contacto de los pacientes con el programa, y se encargan de realizar diagnósticos correctos y precisos que permiten a los cirujanos llevar a cabo cirugías adecuadas y planeadas con anticipación. Durante la cirugía, en el quirófano, también evalúan la reparación del corazón, mediante la realización de ecocardiogramas, y finalmente dan seguimiento a los pacientes durante su recuperación intrahospitalaria y una vez que son dados de alta a sus casas.

Los médicos Intensivistas tratan niños que se encuentran en estado delicado en el postoperatorio, y que requieren de un manejo muy particular. Un intensivista que se dedica exclusivamente a niños operados del corazón está preparado para detectar cambios sutiles en el funcionamiento del corazón y actuar de manera eficiente y acertada. El tiempo de respuesta es crítico.

Las enfermeras que se encargan del cuidado del niño post operado del corazón reciben un entrenamiento específico, están sensibilizadas para atender a este grupo de pacientes en estado crítico, y apoyan a los intensivistas en la toma de decisiones.

La anestesia y el manejo del dolor son particularmente importantes cuando se trata de niños con afecciones cardíacas. Los niños responden a la anestesia de manera diferente a los adultos y necesitan un nivel extra de atención. Los anestesiólogos pediátricos cardíacos son especialmente entrenados para tratar este grupo único de pacientes.

Los Perfusionistas manejan la máquina que da apoyo al paciente durante la cirugía de corazón.

Los Psicólogos le dan soporte al niño y a su familia a lo largo del proceso, y son de fundamental importancia para su bienestar global.

4.- ¿Los resultados de las cirugías y cateterismos están auditadas y publicadas?

Es importante que los resultados de un programa de alta especialidad sean auditados por una asociación externa experta en su medición para que su publicación sea objetiva y comparable.

5.- ¿El programa tiene más de un cirujano en cardiología pediatra?

Si surge una emergencia y el cirujano de su hijo no está disponible, los especialistas certificados en turno deben estar igualmente entrenados e involucrados en el caso.

6.- ¿Qué niveles de complejidad de cirugía operan?

Hay distintas formas de medir la complejidad de las cirugías. Para la clasificación de los casos se utiliza el método de estratificación de riesgo RACHS 1 (Risk Adjustment in Congenital Heart Surgery-1), elaborado en base a un consenso médico de expertos.

Esta metodología agrupa en 6 categorías diferentes a las cirugías cardiovasculares, de menor a mayor riesgo, permitiendo hacer análisis estadísticos con fines de mejora de la calidad.

En nuestros programas se ha incrementado paulatinamente el número de cirugías complejas RACHS-1( 4, 5 y 6) sin sacrificar resultados ni calidad.

UNO de cada 100 niños nace con algún tipo de defecto en el corazón.

(Abdulla, J. Pediatr. Cardiol. 23:481-482, 2002. )

Descarga nuestros informes anuales

“Soy de Mazatlán, Sinaloa. Cuando nací me diagnosticaron Comunicación Interauricular, que es un defecto en el corazón. Gracias a Kardias me operaron y tuve una infancia sana y feliz. Hoy tengo 20 años,  estoy estudiando Nutrición y espero especializarme en Nutrición clínica para ayudar a más personas.”

"Kardias es lo mejor que me ha pasado en la vida después de ser madre"