No podemos cambiar la incidencia de las cardiopatías congénitas. Pero podemos llegar a más niños que necesitan cuidados que les salven la vida.

¿Cómo funciona el corazón?

El corazón es un músculo cuya función es bombear la sangre.  

El lado derecho del corazón se encarga de bombear la sangre sin oxígeno hacia los pulmones, para que una vez que esté ahí, podamos respirar.

La sangre oxigenada regresa al lado izquierdo del corazón, para que la bombee hacia la arteria aorta, que se encargará finalmente de llevar y entregar la sangre oxigenada a cada uno de los órganos del cuerpo para que puedan realizar sus diversas funciones.

¿Qué son las cardiopatías?

Una cardiopatía es un término médico que se utiliza para referirse a cualquier afección o enfermedad del corazón. Existen dos tipos: 

Las cardiopatías congénitas son aquellas que se originan desde que el bebé está en el vientre, mientras que las cardiopatías adquiridas son aquellas que se adquieren después del nacimiento.

Signos de Alerta

¿Cuáles son los signos que me deben indicar que mi hijo tiene una cardiopatía?

  • Le cuesta trabajo respirar o su respiración es rápida y agitada.
  • Le cuesta trabajo comer, se cansa o hace muchas pausas durante su alimentación.
  • La piel, labios, lengua o uñas tienen un tono azulado o morado.
  • Tiene problemas para ganar peso.
  • Suda mucho mientras come o duerme.
  • Se cansa muy rápido al hacer ejercicio.

Ante cualquier sospecha, acude con un médico para que pueda hacer una valoración adecuada y dar un diagnóstico.

 

Detección de Cardiopatías

¿Se pueden detectar desde antes de nacer?

La gran mayoría de las cardiopatías congénitas pueden diagnosticarse de manera prenatal, mediante una revisión y análisis de los antecedentes (Historia Clínica) y la realización de un ecocardiograma fetal, realizado por un cardiólogo pediatra con especialidad en ecocardiografía.

¿Cómo se puede detectar?

Esta se puede detectar con una revisión y análisis de los antecedentes (Historia Clínica), una exploración física detallada en conjunto con estudios de gabinete entre los que se encuentran:

  • Radiografía de tórax (Rx tórax)
  • Electrocardiograma (ECG)
  • Ecocardiograma (Eco)
  • Angiotomografía computarizada (TAC)
  • Resonancia magnética (RM)
  • Angiografía (Cateterismo cardiaco)
  • Prueba de mesa inclinada

 

¿Cuáles son las causas de una cardiopatía congénita?

Aún no se sabe con exactitud cuáles son las razones por las que se presenta una cardiopatía congénita, sin embargo, existen algunos factores de riesgo entre los que destacan algunas enfermedades materna previas al embarazo, ciertas infecciones durante el embarazo, familiares con cardiopatías congénitas, exposición de los padres a contaminantes, etc.

Tratamiento

¿Cuál es el tratamiento que debe darse a un paciente con cardiopatía congénita?

El tratamiento para el defecto cardíaco de su hijo dependerá de la causa del problema. La mayoría de los defectos cardíacos se resuelven solos con el tiempo, y algunos pueden solucionarse con medicamentos. A veces, se puede necesitar cirugía u otros procedimientos. En algunos casos, su hijo puede necesitar una combinación de tratamientos.

Medicina

Para algunos problemas cardíacos, los niños pueden tomar medicamentos que se pueden suspender una vez que el problema ha mejorado. A veces, los medicamentos deben tomarse durante muchos años, o incluso durante toda la vida del niño.

Cirugía

La cirugía cardíaca puede proporcionar una cura de por vida para algunas afecciones cardíacas. Un cirujano del corazón discutirá los riesgos y beneficios con usted en detalle. Algunas veces, la cirugía puede demorarse hasta que su hijo sea mayor y más fuerte, lo que significa que pueden tolerar mejor la cirugía. Dependiendo de la condición de su hijo, pueden ser necesarias múltiples operaciones.

En casos muy raros en los que la cirugía, los procedimientos o los medicamentos no ayudan, un niño puede necesitar un trasplante de corazón.

Otros procedimientos

Algunos procedimientos implican colocar un tubo delgado, llamado catéter, a través de las venas hasta el corazón para tratar el defecto cardíaco. A su hijo se le administra anestesia general para este procedimiento.

Mi hijo tiene una cardiopatía congénita, ¿Cómo debe ser el seguimiento?

Los niños(as) con cardiopatías congénitas deben de ser evaluados por especialistas en cardiología pediátrica. Ellos diagnostican los problemas cardíacos y pueden ayudar en el manejo antes y después de reparar el problema cardiaco. Los especialistas que corrigen el problema en la sala de operaciones son los cirujanos cardiovasculares o cardiotorácicos.

 

¿Cuáles son los tipos de cardiopatías?

Las cardiopatías se pueden clasificar de diferentes maneras, pero principalmente en:

Defectos que causan mucho flujo al pulmón:
Persistencia del Conducto Arterioso (PCA)

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

Previo al nacimiento existe un vaso, llamado conducto arterioso, que comunica la aorta con la arteria pulmonar. Esta estructura cierra casi inmediatamente al nacimiento. Cuando no cierra, hay sangre que va a los pulmones que se mezcla de la aorta a la arteria pulmonar. Habitualmente se presenta en pacientes prematuros, pero puede existir en cualquier niño.

Comunicación Interauricular (CIA) 

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

Existe un orificio anormal en el tabique que separa las cavidades superiores del corazón, provocando que los pulmones reciban más sangre de lo normal y se congestionen.

Comunicación interventricular (CIV)

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

Existe un orificio anormal en el tabique que separa las cavidades inferiores del corazón, lo cual pone en comunicación la cavidad izquierda (o ventrículo izquierdo), de alta presión, con la cavidad derecha (o ventrículo derecho), de baja presión, y provoca que los pulmones reciban más sangre de lo normal.

Canal Auriculoventricular  (AV)

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

Es una malformación compleja que involucra a diversas estructuras del corazón, incluyendo al tabique que separa las cavidades superiores, al tabique que separa las cavidades inferiores, y a las válvulas que separan las cavidades superiores de las inferiores. Estas alteraciones en la estructura del corazón provocan corto-circuitos de sangre del lado izquierdo al lado derecho, congestión de los pulmones y mal funcionamiento de las válvulas cardiacas involucradas.

Defectos que causan muy poco flujo al pulmón:

Son un grupo de malformaciones caracterizadas por alteraciones anatómicas que reducen, de alguna forma, el flujo de sangre que llega a los pulmones. Estas alteraciones generalmente se dan por una falla en el desarrollo de la estructura de las cavidades derechas del corazón o de la arteria pulmonar, y provocan generalmente una falta de oxigenación de la sangre en el cuerpo de los pacientes que se manifiesta como coloración azul de los tejidos, incluída la piel, llamada cianosis.

Atresia Tricuspídea

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

En esta enfermedad no existe la válvula tricúspide, que es la que permite el paso de sangre sin oxígeno desde la aurícula derecha hacia el ventrículo derecho, para ser expulsada desde ahí hacia los pulmones para oxigenarse y regresar al lado izquierdo del corazón.

Transposición de las Grandes Arterias

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

En un corazón normal la aorta se conecta con el ventrículo izquierdo, mientras que la arteria pulmonar conecta con el ventrículo derecho. En el caso de una transposición de las grandes arterias, la aorta está mal conectada con el ventrículo derecho y la arteria pulmonar con el ventrículo izquierdo, provocando que la sangre no oxigenada vaya directo al organismo, mientras que la oxigenada va a los pulmones.

Tetralogía de Fallot

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

Esta cardiopatía es una combinación de cuatro defectos cardíacos:

  • Comunicación interventricular. Un orificio en la pared de los ventrículos que provoca que la sangre no oxigenada, del lado derecho, se mezcle con la sangre oxigenada, del lado izquierdo.
  • Estenosis Subpulmonar. La vía de salida del ventrículo derecho se encuentra estrecha. La obstrucción habitualmente se encuentra por debajo de la válvula pulmonar, pero ésta, y la misma arteria pulmonar, generalmente se encuentran también afectadas y estrechas. Esto provoca que la sangre pase del ventrículo derecho al ventrículo izquierdo a través del orificio, o comunicación interventricular, que comunica a los dos ventrículos.
  • Cabalgamiento de la aorta. Como consecuencia de la estrechez de la arteria pulmonar, la aorta se encuentra “ a caballo”, por arriba de la pared que separa a los dos ventrículos y de la comunicación interventricular. La sangre no oxigenada que se encuentra del lado derecho del corazón, y por la dificultad que encuentra para pasar a la arteria pulmonar, llega, entonces, directamente a la aorta y provoca cianosis.
  • Hipertrofia ventrículo derecho. Como consecuencia de la dificultad que tiene el ventrículo para expulsar sangre hacia los pulmones, se produce un aumento del grosor y tamaño del músculo cardíaco del ventrículo derecho.

Tronco arterioso

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

El corazón normalmente tiene dos arterias separadas que permiten llevar la sangre a los pulmones y el cuerpo; en el caso del tronco arterioso, la aorta y la arteria pulmonar nacen como solo un vaso que eventualmente se divide en dos arterias separadas.

Estenosis pulmonar

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

La válvula pulmonar presenta un estrechamiento que hace más difícil el flujo de la sangre hacia los pulmones. El grado extremo de la estenosis pulmonar es la atresia pulmonar.

Atresia Pulmonar

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

En esta cardiopatía la válvula pulmonar no se desarrolla, y la sangre no puede pasar del ventrículo derecho hacia la arteria pulmonar. Como consecuencia, el ventrículo derecho se ve afectado en su desarrollo y su tamaño puede ser menor al habitual.

Defectos que causan poco flujo a través del cuerpo

Coartación de la Aorta 

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

La aorta, arteria principal que transporta sangre oxigenada al cuerpo, al salir del corazón sigue un trayecto hacia arriba, para posteriormente girar, formar un arco, distribuir sangre hacia los brazos y la cabeza, y finalmente descender para llevar sangre a todo el cuerpo.

La coartación de aorta es una estrechez localizada en la unión entre la parte del arco aórtico y la parte descendente, frecuentemente con forma de “reloj de arena”, que obstruye el flujo de sangre que va hacia la parte inferior del cuerpo. Esto obliga al ventrículo izquierdo a trabajar más para conseguir transportar sangre a través del estrechamiento. En recién nacidos, la coartación de aorta frecuentemente se asocia a un estrechamiento de todo el arco de la aorta, y la corrección quirúrgica tiene que incluir, por lo tanto, no solo a la zona de coartación, sino también a la zona estrecha del arco.

Estenosis Aórtica

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

La válvula aórtica, localizada entre el ventrículo izquierdo y la aorta, no se forma adecuadamente y presenta un estrechamiento que dificulta el bombeo de la sangre al cuerpo obligando al corazón a trabajar más.

Síndrome del Ventrículo izquierdo hipoplásico

Crédito de imagen: Stanford Children’s Health.

Es una combinación de anormalidades severas de la porción izquierda del corazón y de los grandes vasos. El deficiente desarrollo de la válvula aórtica, que comunica al ventrículo izquierdo con la aorta, provoca un desarrollo inadecuado de estas dos estructuras también. Al nacimiento, los niños afectados con esta malformación dependen completamente de un solo ventrículo, el derecho, y de que el conducto arterioso, que normalmente cierra en forma espontánea, permanezca abierto (generalmente gracias a la administración de un medicamento llamado prostaglandina), para mantener la circulación de sangre a todo el cuerpo mientras se lleva a cabo la cirugía llamada procedimiento de Norwood.
El tratamiento quirúrgico, muy complejo, consiste en formar, a partir de la arteria pulmonar, cuyo desarrollo es normal, y de la aorta mal desarrollada, una vía de salida para la sangre hacia todo el cuerpo.

¿Se pueden curar?

Muchas cardiopatías se curan con procedimientos quirúrgicos o por cateterismo. Otras, aunque no se curen, pueden, con estos mismos tipos de procedimientos, mejorarse y permitir a los pacientes llevar a cabo sus actividades con mayor o menor grado de limitaciones físicas. El seguimiento cardiológico es siempre fundamental para permitir a los pacientes obtener el mayor beneficio de sus tratamientos.

"Los doctores siempre estuvieron dispuestos a atender nuestras dudas; a pesar de los nervios, nos sentíamos muy acompañados"

- Papá de niño Kardias
es_MXSpanish
en_USEnglish es_MXSpanish