Como parte de la alianza entre el Club Pumas y Kardias, beneficiarias y beneficiarios del programa Kardias fueron invitados a disfrutar del partido de fútbol entre el Club Pumas y Fútbol Club Juárez, como parte del torneo de la Liga Mx.

La cita de asistencia se dió a lugar directamente en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria. 12 niñas y niños del programa Kardias juntos con sus familiares se presentaron puntuales y emocionados para presenciar el partido de fútbol.

Niños como Candy Pérez y Donovan Hernández, se mostraron entusiasmados al ser la primera vez que asistían a un partido de fútbol de primera división.

La emoción del partido

Aunque Donovan es un niño tímido y de pocas palabras, la transformación de su mirada soñolienta a una cautiva, fue suficiente para expresar que su corazón estaba lleno de alegría al estar en el estadio de su equipo de fútbol favorito.

A otros, como a Michelle Espinoza, les era familiar el estadio. Sus padres, fanáticos del Club Pumas, la han llevado al Estadio Olímpico Universitario.

Candy, una de las beneficiarias, demostró ser amante del fútbol cuando dijo: “yo veo todos los domingos los partidos de fútbol con mi papá”.

Al principio del encuentro, cada familia se acomodó con sus hijos; pero conforme fueron pasando los minutos y la tensión del juego, las niñas y los niños comenzaron a integrarse entre ellos.

Un ejemplo, es el de Andrea Cosme y su hermana Karen, quienes convivieron por primera vez con Amairany Macías, otra beneficiaria del programa; generando un vínculo de amistad genuino.

Al calor del partido, los padres de familia comenzaron a platicar entre ellos, echar porras al Club Pumas y enseñar a los niños el clásico “Goya”.

Al final, aunque el marcador mostró un empate entre el Club Pumas y Ciudad Juárez, alguien más había ganado: las familias del programa Kardias. Las sonrisas enormes dibujadas en cada rostro de los pequeños eran producto de esa pequeña tarde de fútbol.

en_USEnglish
es_MXSpanish en_USEnglish